«Bien, estás despierto. Sería vulgar preguntar cómo conseguiste la invitación del difunto hombre del saco para nuestra reunión. Hablemos de otra cosa.
Dices que has venido a aprender. Muy bien. Te enseñaremos. Que no es el sexo, que no es el poder, que no es la crueldad. Somos soldados de la oscuridad, Philip. Gladiadores, guerreros y dioses. Y te enseñaremos.
Al buen Doctor le gusta desollar viva a la gente. Nimrod es cazador; puede cortar y abrir en canal cualquier animal en pocos minutos. Yo tengo debilidad por los ojos. ¿Y sabes qué te vamos a hacer ahora, Philip? Nos turnaremos».

Neil Gaiman: «Coleccionistas», de La Casa de Muñecas, en la colección The Sandman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *