Gótico

Cartel de la Semana Gótica de Madrid

A la Semana Gótica de Madrid se le está quedando pequeño el nombre; el evento se acerca ya al mes de duración. En esta novena edición, se homenajea de manera especial al escritor H.P. Lovecraft, el padre del horror cósmico, del que se conmemoran los 80 años de su muerte. Hay tal cantidad de espacios, de ámbitos y actividades, que mejor dejo AQUÍ  el enlace al programa completo para que lo degustéis tranquilamente.

Las secciones son más o menos los de siempre; hay cine, literatura, arte, moda, música, teatro… Para el Día de Todos los Santos y el Día de difuntos, se representará una adaptación teatral del relato Aire frío, escrito Lovercraft en 1926. También tendrá lugar, durante el evento, el VI Congreso sobre arte, literatura y cultura gótica urbana, dedicado a la figura del escritor de Nueva Inglaterra y sus innovaciones en el terreno del relato de terror y de ciencia ficción.

Congreso cultura gótica

Si te gusta el negro, el Romanticismo, el terror y la cultura gótica en general, tienes donde elegir. De tener la oportunidad, no dejes de asistir. O enfadarás al pequeño Cthulhu. Ya sabes:

«Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn».

 

Con el castillo de Loket reanudo esta serie de entradas que tenía algo olvidadilla; una fortaleza que lo mismo nos sirve para ambientar cuentos de hadas como historias de terror.

el castillo de loket

Crédito: wikipedia

Loket es una localidad muy pintoresca de la Bohemia checa, cerca de la frontera con Alemania. Su casco antiguo se encuentra situado sobre una loma que un pronunciado meandro del río Ohre rodea casi por completo. Desde lo alto, sobre una pared rocosa, el castillo domina el pueblo y los bosques circundantes.

Lo que se ve en la actualidad es un buen ejemplo de castillo gótico centroeuropeo, pero el castillo original, construido en la segunda mitad del siglo XII, se levantó siguiendo el estilo románico.  Este castillo primitivo comprendía dos torres, una iglesia y un edificio grande.  En ese tiempo ya adquirió renombre como bastión fronterizo del recién nacido reino de Bohemia.

Loket castle

La casa del Margrave – Crédito: wikipedia

A partir de 1250, el castillo se amplió gradualmente y fue remodelado hasta convertirse en una fortaleza gótica. En esa época fue frecuentado a menudo por la familia real. Era el castillo favorito del emperador Carlos IV, del Sacro Imperio, al que le gustaba pasar en él largas temporadas para descansar y cazar. Y eso a pesar de que, de niño, estuvo confinado en su interior por su propio padre, el rey Juan de Luxemburgo. El pequeño príncipe pasó dos meses encerrado en las bodegas.

Liebscher Karel – Castillo sobre río

En el siglo XV, en el curso de las guerras las guerras husitas, el castillo fue atacado varias veces por los revolucionarios, pero nunca pudieron tomarlo. Sin embargo, la misma dinastía Luxemburgo lo terminó hipotecando cuando se vio falta de dinero. De este modo, el castillo pasó por varias manos a lo largo de más de 100 años, hasta que la propiedad volvió al concejo a principios del XVII.

La fortaleza se tuvo que reconstruir varias veces debido a los incendios y a las marcas de la guerra, y se siguió ampliando durante el Renacimiento. También sufrió los embates de la guerra de los Treinta Años en el siglo siguiente. A principios del siglo XIX, el castillo fue reconvertida prisión, función que mantuvo hasta la Segunda Guerra Mundial, durante la cual se habilitó allí un campo de prisioneros.

castillo de Loket desde el río

El castillo desde la otra orilla del Ohre – Crédito: wikipedia

En otro de los edificios, los hermanos Haidinger fundaron una fábrica de porcelana en 1805. Más tarde se ubicó un museo en la Casa del Margrave, en 1907. La exposición de porcelana fina está abierta al público y ha sido bastante famosa.

En las décadas finales del XX, se llevó a cabo un importante trabajo de reconstrucción y mantenimiento, y desde 1993 el castillo de Loket ha sido accesible al público durante todo el año. Además de la exposición de porcelana, en las mazmorras hay ubicado un museo de la tortura bastante impresionante.

                            Imagen del museo de la tortura de Loket Museo de la tortura. Cepo
Fotografías del museo de la tortura. Crédito: Jim Linwood

 

Página oficial del Castillo de Loket

La Semana Gótica de Madrid lleva ya varias ediciones trascendiendo tiempo y espacio. En cada ocasión se va superando, con mucho, los siete día de actividades; y museos, salas, auditorios, librerías e, incluso, aulas universitaria, se van sumando como lugares para realizar los distintos eventos.

logo semana gótica de madrid¿Qué nos encontramos este año?

Quien tenga la oportunidad de acercarse, no debería dejarla pasar.

Y para hoy, un corto de terror

Corto de animación basado en el conocido relato de terror psicológico de Edgar A. Poe El corazón delator.  Dirigido por Ted Parmelee en 1953, fue nominado al Óscar al mejor cortometraje de animación.

Este corto fue rompedor en su época, lo que era normal en las producciones de la United Productions of America (UPA). La UPA surgió a mediados de los 50 de un grupo de disidentes de la Disney que se alejaban de los cánones establecidos por los grandes estudios, y que querían respetar la visión y el estilo individual de los artistas. Sus animaciones apostaban por la innovación tanto en lo temático como en lo estético, y se acercaban al arte vanguardista de las décadas anteriores o al estilo gráfico estilizado y lineal del mundo publicitario de esos años. En el caso de este corto, la práctica ausencia de color (tan solo blanco y negro y tonos ocres o amarillos) y la animación limitada y expresiva se conjuga perfectamente con esa atmósfera oscura y surrealista que refleja el descenso a la locura del protagonista.

El corazón delator (The Tell-Tale Heart en inglés) es una obra que rompió moldes, ya que en Estados Unidos se consideró la primera animación dirigida específicamente a un público “adulto”, por lo que se clasificó con una X.

Anuncio de El corazón delator

Para saber más:
El corazón delator en Filmaffiniti
Pequeñas historias del cine. Boing, Boing! UPA: La revolución de la animación moderna

 

 

Delirios de amor y muerte es el poético titulo de una antología para amantes de Edgar Allan Poe que recoge las obras de amor y terror más significativas del autor. Meticulosamente ilustradas por David G. Forés durante los últimos dos años, y diseñadas por Carlos Ruiz, componen una obra dónde textos e imágenes se funden, presentada además con banda sonora original para disfrutar de la experiencia al completo.

Pues este ha sido uno de mis regalos de reyes de este año, la guinda del pastel. La verdad es que merece una reseña por mi parte dada su calidad. El libro es una auténtica maravilla ilustrada de diseño impecable, en tapa dura, impreso con tintas de calidad sobre papel de alto gramaje, con termograbados en las cubiertas… Pocas veces he visto una edición tan cuidada como esta; hasta tal punto, que la editorial Play Attitude solo ha podido llevarla a cabo mediante edición limitada en Crowfunding.

Ejemplar Delirios de amor y muerte

El germen del proyecto fue una aplicación, iPoe, y su gran impulsor ha sido su ilustrador, David G. Forés. Por supuesto, como es normal en este tipo de micromecenazgos, hay una serie de recompensas. En mi caso, al tratarse de la Insane Edition, el libro viene acompañado con la lámina de Forés Master of Macabre y mi nombre es mencionado en una lista de mecenas que aparece al final. Pero, según la aportación, la obra se acompaña de reproducciones seriadas y firmadas por el autor, estuches, o la banda sonora original de este proyecto (¡sí, un compositor le ha creado una banda sonora!) en un disco de vinilo. Incluso se contempla la creación de 7 ejemplares de lujo encuadernadas a mano con detalles como bisagras metálicas.

En cuanto al contenido, consiste la edición en una recopilación de seis relatos del maestro del terror: “El Gato Negro”, “El retrato oval”, “El corazón delator”, “Hop-Frog”, “La Máscara de la muerte roja” y “La verdad sobre el caso del señor Valdemar”. A ellos se suman sus dos poemas más conocidos:  “El cuervo” y “Annabel Lee”. Eros y Thanatos, el amor y la muerte, como reza el título, son el hilo conductor de esta selección, la temática que comparten cuentos y poemas, a veces profundamente entrelazados en esa especie de necrofilia y necrofobia de la que el especialista Rafael Llopis habla al referirse a la obra del escritor.

El libro se cierra con una breve biografía de Poe, una serie de bocetos a lápiz, y unas páginas con curiosidades sobre los distintos poemas o relatos.

Una delicia visual

La calidad de las ilustraciones es indiscutible. Cada una de ellas captan perfectamente la atmósfera misteriosa, siniestra o macabra de los escritos. David Forés ha realizado un gran trabajo. Evocadoras o grotescas, las imagenes nos sumergen todavía más, si cabe, en el universo gótico del autor y enriquecen sobremanera la experiencia de la lectura.

Pero la calidad visual de la edición no se queda ahí. El mismo diseño del libro cobra protagonismo y se conjuga con las ilustraciones para lograr una interacción entre texto e imagen. El maquetador, Carlos Ruiz, juega con la tipografía, cambia el tamaño o altera la disposición para crear imágenes, como los caligramas de los poetas vanguardistas, siempre en consonancia con lo que cuenta la historia. La forma del texto adquiere vida propia y se convierte en un elemento más con el que disfrutar de la historia: las palabras “laten” al ritmo de ese corazón delator, dejan el hueco de un ojo, se fusionan con las ilustraciones…

muerte roja corazón delator

En fin, que Delirios de amor y muerte es un deleite para los sentidos; así, en plural, porque todos actúan: es una delicia visual, podemos tocar los repujados y las distintas texturas, degustar el olor especial que desprenden estos libros nuevos, e incluso escuchar, mientras leemos, esa banda sonora compuesta por Teo Grimalt. El resultado es una experiencia muy intensa y totalmente inmersiva.

Es el libro de Poe que siempre he querido tener,
y ahora quisiera compartirlo con vosotros.

David G.Forés

Página de Kiksaterter
Página web de la editorial Playattitude

 Bebé con cascosiamesesbebé ojos grapadosMáscarasArtista de los siniestro y decadente

Estas aterradoras esculturas de pesadilla son obra de Axel Torvenius, un artista sueco multidisciplinar que se dedica a la pintura digital, a la ilustración, el cómic, la escultura, la fotografía, la animación y el diseño gráfico. Es el propio Torvenius al que le gusta denominar a su trabajo como arte decadente o darkart; en sus obras se mezcla el fetichismo, el horror, el erotismo, lo macabro y lo grotesco. En sus esculturas trambién pueden encontrarse otros temas como el abandono, el anticlericalismo o una sutil crítica soterrada sobre algunos cánones establecidos de nuestra sociedad. De ahí sus personajes deformes y sus “huérfanos”. También destaca su colección de máscaras, a cual más siniestra. Sigue leyendo

Hace mucho, pero que mucho, mucho tiempo, que quería publicar esta entrada sobre Mélanie Delon. Desde que descubrí, hace ya unos años, un speed art suyo colgado en Youtube en el que demostraba su pericia ilustrando con el Photoshop. Investigué sobre ella, vi algunas galerías con sus ilustraciones, y recuerdo comentarle a mi padre que ella usaba el Painter, como él, para pintar digitalmente. Fue entonces cuando comencé este artículo pero, como me sucede a menudo, lo dejé aparcado. Poco después, Norma empezó a publicar álbumes con sus ilustraciones; yo quise retomar el tema, pero tuve que dejarlo otra vez y ahí se quedó, de nuevo, entre mis borradores, hasta que me he decidido a publicarlo por fin. Dicen que a la tercera va la vencida.

La niña de las mariposas

Podríamos definir a la francesa Mélanie Delon como una artista digital, totalmente autodidacta, que goza de gran prestigio desde hace bastantes años. Nació en una villa cercana a la capital, en 1980, y reside en París, ciudad que la enamoró desde el principio. Ella dice que lleva dibujando desde que tiene uso de razón, y en este aspecto contó siempre con el apoyo de sus padres. Sin embargo, afirma que nunca ha pintado. Al menos no de la manera tradicional.

Mélanie estudió Arqueología e Historia del Arte, lo que explica su amplio conocimiento de los pintores clásicos, pero confiesa que se pasó más tiempo dibujando que estudiando. Luego ingresó en una escuela de diseño en 3D para juegos. Le gustaba más dibujar que modelar las figuras o animarlas. Pero todo lo que sabe sobre color, composición, figura humana o iluminación no es fruto de un par de cursos, sino de toda una vida de trabajo, de experimentación y aprendizaje.

El 2005 fue un año clave para ella. Fue entonces cuando descubrió Photoshop. Lo hizo relativamente tarde, cuando ya tenía 25 años. En cuanto se hizo con su primera tableta digital (su querida wacom, a la que trata siempre en femenino), descubrió un mundo nuevo lleno de posibilidades. En muy poco tiempo se convirtió en una ilustradora digital experta en trabajar con Painter y Photoshop. Todo lo aprendió experimentando, sin maestros ni manuales. Sigue leyendo

Dejo hoy el enlace al primer número de la revista Herejía y Belleza, una publicación de aspecto muy cuidado dedicada a la divulgación de estudios de carácter académico sobre el movimiento gótico. La revista se puede comprar en edición de papel o descargarse desde su blog de manera gratuita.

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos

Eres un erudito de historias secretas, una investigadora de libros polvorientos, o un saqueador de relatos...

Eres una cazadora de brujas, un arquólogo de lo grotesco o una tejedora de mitos y leyendas...

¡Bienvenidos! Habéis llegado al lugar indicado: un rincón donde se unen los senderos ocultos del arte, la música, la literatura y la historia.

«Dios ha cerrado sus oídos a cuantas plegarias se le dirigen en su presencia. En el invierno, los lobos se reúnen en manadas junto al enebro que la protege para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan a su sombra a los caminantes, que entierran a su pie después que los asesinan, y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal».

Gustavo A. Bécquer: La cruz del diablo

218053
visitas

Follow me on Blogarama