Irracional

Travis Louie es un original artista neoyorquino famoso por sus retratos fantásticos de monstruos y personajes deformados que posan ante el espectador como si estuviesen ante una cámara. Efectivamente, sus acrílicos monocromáticos comienzan como cuidados y detallados dibujos a grafito y terminan pareciendo viejos daguerrotipos de la época victoriana, donde se mezclan lo real y lo irreal en una amalgama surrealista.

Pueden reconocerse las fuentes de la cultura popular de las que el autor reconoce haber bebido: las ferias de rarezas, los comics de monstruos y superhéroes o las películas de ciencia ficción y terror de los años cincuenta y sesenta. Lo mejor es que Travis suele acompañar cada obra de un pequeño texto explicativo, “biográfico”, a modo de diario.

Su página personal la dejo enlazada aquí.
Y aquí, su blog, donde se pueden encontrar muchas más muestras de su arte.

ars malefica

Esta vez lo que traigo es el book trailer de un libro de rol. Ars Malefica es un suplemento para la nueva edición, la tercera, del ya clásico juego Aquelarre de Ricard Ibáñez. El trailer es una auténtica preciosidad, basado en las ilustraciones de Jaime García Mendoza para el libro, que imitan las iluminaciones de los códices medievales, aunque de una manera algo siniestra, acorde con el espíritu del juego. Me gusta, me gusta. Como siempre, un trabajo de altísima calidad tanto en el contenido como en el continente.

 
ilustraciones de Wuwejo

Wuwejo es el pseudónimo de Jacek Kaczynski, un ilustrador digital polaco con una visión muy personal del universo. Su trabajo se caracteriza por imágenes surrealistas, oníricas, en las que predominan
los tonos grises, el blanco y negro, con los que reconoce que se encuentra más cómodo.

A Jacek le gusta la ambigüedad y la subjetividad. Es un artista conceptual. En sus obras nos presenta un
mundo plagado de criaturas extrañas que están sumergidas en paisajes raros y sombríos. A veces rezuman una especie de tensión espectante. Su intención es expresar emociones básicas y mostrarnos esa realidad invisible que está detrás de la cotidaneidad. Por eso, aunque las atmósferas que plasma puedan parecer tristes, terroríficas o incluso macabras, siempre esconde una pizca de ironía o humor sutil.

[ngg_images source=”galleries” display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”4″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”1″ slideshow_link_text=”[Mostrar presentación de diapositivas]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]
 

Página personal: http://www.wuwejo.pl
Entrevista en lamono magazine

Michael Hussar es un artista californiano de cierto éxito que se formó en el Art Center College of Dasign de Pasadena, con maestros como los pintores Richard Bunkall, Harmon Dwight, y Judy Crook, o dibujantes de la talla de Harry Carmean o Burne Hogarth.

La obra de Hussar es muy original y provocativa; sus óleos y acrílicos mezclan lo macabro, lo fantástico y lo bizarro. Su percepción de la realidad se mueve por el área gris que hay entre la verdad y la falsedad, siempre con un tono burlón, casi sarcástico, mostrando lo que hay de monstruoso en la humanidad. Lo cierto es que sus obras a veces parecen sacadas de los delirantes sueños de un psicótico.

 

 

 Michael Hussar impartió clases en el mismo Art Center de Pasadena durante muchos años y en la actualidad todavía da cursos y talleres de retrato en Europa y Estados Unidos. Sus pinturas decoran las casas de algunos famosos de Hollywood como Warren Beatty, Francis Ford Coppolla, Leonardo Di Caprio o Madonna.

Para poder admirar una galería completa de todas sus obras os podéis pasar por su página personal.

Dejo también, aquí abajo un par de vídeos en los se puede ver a Hussar en acción en un evento londinense.

 

la pesadilla de Fuseli
La pesadilla (1781)

Al contemplar este cuadro de Fuseli, no puedo evitar acordarme del pequeño relato que escribí hace un tiempo y que compartí ya en este blog, Una pesadilla. Me he dado cuenta de que en el escrito da la sensación de que estoy describiendo los síntomas de ese fenómeno que los científicos denominan «parálisis del sueño» y que más de uno hemos sentido en alguna ocasión. Supongo que ese debió de ser el detonante.

Guardar

Guardar

Guardar

Coja un periódico.
Coja unas tijeras.
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema.
Recorte el artículo.
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agítela suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo.

Tristan Tzara: Dada manifiesto sobre el amor débil y el amor amargo, VIII, 1920.

Tzara, poeta francés de origen rumano, está considerado uno de los padres del movimiento dadá, manifestación de las venguardias de carácter nihilista, que pretendía destruir los valores de la sociedad burguesa occidental mediante la provocación, el absurdo, la descontestualización de los objetos… El término dada (en francés ‘caballito de juguete’) fue elegido por Tristan Tzara en un performance que consistió en abrir al azar un diccionario en una de las reuniones del grupo celebraba en el Cabaret Voltaire de Zurich, y luego posar el dedo aleatoriamente sobre una palabra cualquiera.

Urinario R. Mutt. Duchamp

 Para saber más:
Carlos Zerpa: Tristan “dada” Tzara. Así hablaba ¡Zara! ¡Zara! ¡Zara! Thustra
Wikipedia: Dadaísmo 

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos

Eres un erudito de historias secretas, una investigadora de libros polvorientos, o un saqueador de relatos...

Eres una cazadora de brujas, un arquólogo de lo grotesco o una tejedora de mitos y leyendas...

¡Bienvenidos! Habéis llegado al lugar indicado: un rincón donde se unen los senderos ocultos del arte, la música, la literatura y la historia.

«Dios ha cerrado sus oídos a cuantas plegarias se le dirigen en su presencia. En el invierno, los lobos se reúnen en manadas junto al enebro que la protege para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan a su sombra a los caminantes, que entierran a su pie después que los asesinan, y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal».

Gustavo A. Bécquer: La cruz del diablo

189848
visitas desde 2007

Follow me on Blogarama