La Muerte

El triunfo de la Muerte, de Brueghel el viejo

El triunfo de la Muerte, de Pieter Brueghel, el Viejo

El triunfo de la Muerte, de Brueghel, el Viejo, es uno de mis cuadros favoritos del Museo del Prado. Se encuentra en la planta baja, donde los pintores flamencos del XVI, en la misma sala de El Bosco; precisamente justo enfrente de El jardín de las Delicias. Ya me llamaba la atención de niño desde que lo descubrí en la vieja colección de libros de arte de mi padre; descubrirlo en el Prado y tener la posibilidad de quedarme un rato admirándolo cada vez que paso por allí es uno de esos placeres que te tiene reservados la vida.

En realidad toda la obra de Brueghel el Viejo me encanta. Esos cuadros repletos de personajes, de escenas costumbristas, que casi recuerdan un libro de Dónde está Wally. Te puedes pasar las horas muertas mirándolos y encontrando nuevos detalles: El combate entre don Carnaval y doña Cuaresma, La Torre de Babel, Juegos de niños (este no lo conocía hasta hace poco, pero demuestra cuán poco han cambiado los juegos infantiles a lo largo de los siglos).

La muerte siempre se impone

Con respecto a este cuadro se podría hablar de muchas cosas: del hondo pesimismo que emana de él; de su simbolismo y carga moral -la muerte se impone al final, inevitablemente, sobre todas las cosas mundanas-; del humor y sátira que encierra; del cuadro como alegoría de la guerra, como premonición del largo y cruento conflicto que se cierne sobre los Países Bajos; de la multitud de aspectos cotidianos del Flandes del Renacimiento que se pueden apreciar en la obra… Sin olvidarnos, por supuesto, de su semejanza con las danzas de la muerte medievales, pues tanto el rey como el caballero, el juglar, el clérigo o los amantes del  rincon derecho están destinados al mismo trágico final, sin posibilidad de escape.

Mejor dejo el enlace a su página en la web del Museo del Prado, donde se puede apreciar la obra en altísima resolución y aprender mucho más sobre ella con los textos y explicaciones.

 

Se está emitiendo en El canal de Historia un documental titulado La princesa Vampiro. Para aquellos que no tengan las posibilidad de verlo en la tele, pueden hacerlo a través de Documaníatv o Documentales online

Sinopsis

Tras los muros del enorme y lúgubre castillo de Český Krumlov viví­a una bella princesa, que tení­a alergia a la luz y sólo podí­a salir de su habitación en secreto por la noche. Como en aquella época en el centro de Europa habí­a un temor enorme a los vampiros, los habitantes del pequeño pueblo se aterrorizaron y cometieron un crimen horrible.
Doscientos cincuenta años más tarde, un equipo de arqueólogos encontró el esqueleto de una mujer enterrada en Český Krumlov según los rituales de los vampiros: la cabeza habí­a sido separada del cuerpo y yací­a entre los huesos de las piernas, el tórax aparecí­a atravesado con un instrumento de madera. En este documental se sigue el rastro de los orí­genes de todos los mitos sobre vampiros al tiempo que se desvela un espantoso asesinato.


“Bien, estás despierto. Sería vulgar preguntar cómo conseguiste la invitación del difunto hombre del saco para nuestra reunión. Hablemos de otra cosa.
Dices que has venido a aprender. Muy bien. Te enseñaremos. Que no es el sexo, que no es el poder, que no es la crueldad. Somos soldados de la oscuridad, Philip. Gladiadores, guerreros y dioses. Y te enseñaremos.
Al buen Doctor le gusta desollar viva a la gente. Nimrod es cazador; puede cortar y abrir en canal cualquier animal en pocos minutos. Yo tengo debilidad por los ojos. ¿Y sabes qué te vamos a hacer ahora, Philip? Nos turnaremos”.

Neil Gaiman: “Coleccionistas”, de La Casa de Muñecas, en la colección The Sandman

Ya he dejado constancia en varias ocasiones de mi debilidad por la obra de Goya en general y de sus grabados en particular. Bueno, pues resulta que hay una exposición itinerante de Los desastres de la guerra y hoy he tenido la oportunidad de visitarla. La muestra se compone de 82 reproducciones facsimilares de la  primera edición de esta serie de grabados, la que conserva en el Museo del Grabado de Fuendetodos. 
Yo ya conocía la mayoría de las imágenes desde pequeño, de un libro de láminas de mi padre; pero no tiene nada que ver con contemplarlas a su tamaño natural. La verdad es que impresionan… y mucho. Ver el grado de brutalidad a la que es capaz de llegar el hombre con sus semejantes. Cómo puede degenerar así el alma humana… Da igual que lo plasme de una manera más o menos realista, esperpéntica, alegórica, bestial, o que el referente concreto sea la Guerra de la Independencia; lo que Goya nos muestra se puede aplicar a cualquier conflicto bélico del mundo: la muerte, las torturas, el hambre, la enfermedad, el odio, la insolidaridad… 
Por otro lado, llama mucho la atención la multitud de maneras de matar y morir que nos presenta Goya a lo largo de la serie, a cada cual más atroz, y cómo el pintor es capaz de individualizar la muerte en cada uno de los rostros y actitudes de víctimas y verdugos, aunque al final los sentimientos reflejados sean universales. Porque, muchas veces, esta violencia e inhumanidad plasmadas en las diversas escenas no están tan lejos de lo que podemos ver de vez en cuando en los telediarios.

Para saber más: La serie Los desastres de la guerra de Francisco de Goya y Lucientes por J. Enrique Peláez Malagón

In ictu oculi – En un abrir y cerrar de ojos

Juan de Valdés Leal es un pintor barroco sevillano de la segunda mitad del XVII. Interesado por temáticas macabras, tétricas y grotescas y composiciones de fuerte dramatismo, su estilo se caracteriza por el uso de una iluminación tenebrista y un colorido brillante y por la búsqueda de expresividad por encima de la corrección formal.
In ictu oculi y Finis gloriae mundi son dos obras que conforman lo que se denomina Jeroglíficos de las postrimerías, obras que tratan sobre la fugacidad de la vida terrenal y la inevitable de la muerte. Sólo los que practican obras de caridad consiguen la salvación eterna. Los cuadros los pintó entre 1671 y 1672 para la iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla.

Escribe el resto del post aqui

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos