Luis Royo

¿Alguien pensó que se había acabado la época de los frescos en cúpulas y bóbedas?

La obra: pintura de una cúpula de 80 m2 que consta de una pieza central y ocho anexas. En las diversas escenas, de marcado erotismo lésbico, se pueden contar hasta 45 personajes, todos mujeres. 
El mecenas: un magnate ruso que deseaba decorar el domo de su castillo recién construido. 
El artista: el ilustrador Luis Royo, que estuvo en Moscú durante más de tres meses trabajando en ella junto a su hijo, el pintor Rómulo Royo, en lo alto de un andamio.

Toda esta aventura se puede seguir paso a paso en el libro Dome, publicado por Norma. 
Se puede encontrar más información en la página personal de Luis Royo.

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos

Eres un erudito de historias secretas, una investigadora de libros polvorientos, o un saqueador de relatos...

Eres una cazadora de brujas, un arquólogo de lo grotesco o una tejedora de mitos y leyendas...

¡Bienvenidos! Habéis llegado al lugar indicado: un rincón donde se unen los senderos ocultos del arte, la música, la literatura y la historia.

«Dios ha cerrado sus oídos a cuantas plegarias se le dirigen en su presencia. En el invierno, los lobos se reúnen en manadas junto al enebro que la protege para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan a su sombra a los caminantes, que entierran a su pie después que los asesinan, y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal».

Gustavo A. Bécquer: La cruz del diablo

30943
visitas

Follow me on Blogarama