Reseñas

Hasta ahora no había leído nada del escritor Brandon Sanderson. En realidad, me acerqué a esta novela por curiosidad, la que me provocó Taty en un par de entradas en de su blog (esta y esta), en las que comentaba sus reglas sobre los sistemas mágicos y el sistema de magia del norteamericano. Y, como ando yo inmerso también en la creación de sistemas de magia (ya sea para juegos de rol o para escritos), tenía que hacerme con él.

Mistborn, Brandon Sanderson

El imperio final. Nacidos de la Bruma I

  • Editorial: Ediciones B
  • Páginas: 688
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Tamaño: 15 x 23 cm
  • ISBN: 978-84-666-5889-8
  • Precio: 19,50 €

 

Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes e inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles, con frecuencia, han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» (mistborns). Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte… Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.

Si tuviese que utilizar una palabra para definir esta novela sería “novedad”. Es algo distinto a la fantasía clónica que trata de emular a Tolkien. Aquí nos encontramos con nuevos presupuestos y formas originales de llevarlos a cabo.

Aunque El imperio final forma parte de una trilogía, es una novela que queda prácticamente cerrada, por lo que se puede leer de manera independiente aunque no se quiera seguir con la saga. De todos modos, el escritor ha dejado algunas pistas para incitarnos a continuar con el siguiente libro si queremos encontrar las respuestas a algunas preguntas.

Originalidad

La originalidad la encontramos, principalmente, en dos aspectos de la novela: la alomancia y la creación del mundo.

La alomancia es el sistema de magia creado por Sanderson, y es uno de los grandes aciertos del worlbuilding. Una magia que da la sensación de ser más científica que mística, tan lógica y reglamentada que incluso se somete a la ley newtoniana de acción y reacción. El escritor respeta a rajatabla sus tres reglas para los sistemas mágicos, y junto a las ventajas, deja claros sus limitaciones, costes y puntos débiles.

Para funcionar, la alomancia debe activarse mediante la ingestión de pequeñas dosis de metales o aleaciones de metales. Cuando los alománticos “queman” esos metales en su interior, obtienen sus fabulosos poderes. Porque, en realidad, más que de magia se podría hablar de la adquisición de una especie de “poderes” sobrehumanos: percepción, fuerza y aguante aumentados, poder sobre el magnetismo o el tiempo, control de las mentes o las emociones… Los metales están clasificados por parejas que suelen provocar efectos contrarios: peltre y estaño, cobre y bronce, hierro y acero, oro y plata…

La capacidad de efectuar magia alomántica es hereditaria, no todos pueden acceder a ella. Y hay dos tipos de usuarios: los brumosos, que son la mayoría y solo tienen acceso a uno de los poderes, y los nacidos de la bruma, que poseen la capacidad de quemar todos los metales. No hay término medio. Se supone que es una capacidad particular de los nobles y nadie más debe tener acceso a ella, así que cualquiera que muestra poderes alománticos sin serlo es perseguido y eliminado.

Sanderson también deja caer que hay más sistemas mágicos, aunque solo deja entrever un poco la frenomancia.

En cuanto al mundo, se nos presenta una tierra herida que sufrió algún tipo de cataclismo hace mil años. Desde entonces, cae constantemente sobre su superficie una lluvia de cenizas, el sol se muestra rojo, la hierba dejó de ser verde… Y la noche se convirtió en el tiempo de las brumas, una niebla espesa que todo lo envuelve y que es temida, sobre todo por los skaa.

El Imperio final es una sociedad teocrática dirigida por el omnipresente Lord Legislador, un dios viviente al que todos le deben la existencia, pues salvó el mundo durante aquella crisis de hace un milenio. Fue así como ascendió a la categoría de dios. Inmortal, ha gobernado durante siglos con mano de hierro y ha basado toda la sociedad en la explotación sistemática de los skaa, trabajadores esclavos que le pertenecen y trabajan para los nobles. Para dominar tanto a unos como a otros ha creado una eficiente administración que funciona como una gran organización religiosa a través de los Ministerios. Sus funcionarios son los obligadores, una casta especial. Y los inquisidores, unos seres horrendos y tenebrosas que tienen las cuencas oculares atravesadas por unos enormes clavos. Los inquisidores poseen unos formidables poderes alománticos y trabajan como cazadores y ejecutores de brumosos y nacidos de la bruma híbridos, y son también los verdugos y guardia especial del Lord Legislador.

Obviando a inquisidores y obligadores, la sociedad se divide prácticamente en nobles y skaa. Se trata de una división extrema. Unos lo tienen todo y los otros no tienen nada, salvo su fuerza de trabajo. Y son tratados como animales. La vida de un skaa no vale nada, y su supervivencia depende de su grado de utilidad para los nobles y el Lord Legislador. La vida en el campo recuerda a la de las plantaciones de esclavistas americanas, y la de la ciudad a la del proletariado del siglo XIX, que vivía para trabajar.

Los nobles viven en sus grandes palacios, al menos los de las ciudades, envueltos siempre en intrigas y luchas entre familias; guardan las apariencias en público mientras tratan de destruirse en secreto. Me llegó a recordaban un poco a la sociedad de los drow de Menzoberrazan, de la saga de Drizzt, el elfo oscuro.

Los detalles de la civilización del Imperio están muy bien cuidados. Un ejemplo: debido a la alomancia, las armas y armaduras de metal tienen una efectividad limitada, por lo que el uso de bastones por parte de guardias y soldados adquiere mayor importancia.

¿De qué trata la novela?

La trama no es muy compleja: se cuenta la rebelión de los skaa orquestada por Kelsier y su grupo de ladrones alománticos a los que se une, casi desde el principio Vin, una ladrona adolescente con un don especial. Sanderson nos lleva de la mano para que descubramos el funcionamiento del mundo al mismo tiempo que Vin. Se entrecala su preparación como alomántica con el resto de preparativos de la rebelión.

Que el argumento sea sencillo no quiere decir que nos encontremos ante una novela manida y predecible. El autor juega con nosotros, nos pone ante situaciones tópicas, pero las rompe, las retuerce y las soluciona de manera sorprendente pero lógica. Hay giros argumentales inesperados; y cuando ya nos esperábamos uno de esos giros, nos da un bofetón. Así que, en realidad, nunca sabemos por donde nos conducirá Sanderson.

La novela trata los temas del poder y la corrupción. Se pone en juego la máxima de lord Acton: “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Pero también se habla de la esperanza, indispensable para ser capaz siquiera de aspirar a la libertad.

Los personajes

Los protagonistas están muy bien desarrollados. Sobre todo el personaje de Vin, que es el que más evoluciona. Huérfana y abandonada, es una chica independiente que ha aprendido a sobrevivir desde pequeña en un mundo muy duro con la ayuda de su “suerte”. Comienza siendo el paradigma de la desconfianza, y deberá aprender en qué consiste la camaradería y la amistad.

Vin, nacida de la bruma Sigue leyendo

1212 Las navas de tolosa

1212. Las Navas de Tolosa

  • Autor: Jesús Cano de la Iglesia
  • Editorial: Ponent Mon
  • Páginas: 76
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Tamaño: 212 x 292 mm
  • Precio 18 €

 

El 16 de julio de 1212 un ejército cruzado dirigido por Alfonso VIII de Castilla, con la colaboración de Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra, se enfrentaba en Sierra Morena a un ejército musulmán comandado por el califa almohade al-Nasir. Fue un choque campal que pronto sería conocido como la batalla de Las Navas de Tolosa, y considerado decisivo a la hora de marcar el inicio del fin de al-Andalus y facilitar a la postre el triunfo definitivo de la Cristiandad en la Península Ibérica.

Este enfrentamiento, posiblemente el más espectacular de la llamada Reconquista, merecía una obra gráfica como la que ahora tiene el lector en sus manos, que permite conocer y visualizar todos los pormenores de la campaña que llevó a la batalla. El autor, profesor de Historia también, nos propone una narración que conjuga el valor de la historieta clásica con el rigor historicista producto de una larga labor de documentación, a través de una puesta en escena que presenta una suma de personajes ficticios e históricos para amenizar el relato.

En cuanto tuve noticia de este cómic supe que debía poseerlo. Desde hace un tiempo me ando documentando sobre la época almohade, entre los siglos XII y XIII, y las viñetas que se mostraban de esta obra me daban una muy buena impresión. Así que fue el regalo que le pedí a los reyes, y los reyes cumplieron. Desde luego, no me equivocaba.

1212 Las navas de Tolosa es un cómic de carácter histórico escrito y dibujado por Jesús Cano de la Iglesia, un profesor extremeño de Historia cuyo objetivo es la divulgación de la historia de una manera amena para que llegue a un público lo más amplio posible. No es la primera incursión en el mundo del cómic de Jesús; en 2009 ya publicó la ficción histórica Alfonso Guzmán. Entre moros, judíos y conversos. También ha realizado ilustraciones de carácter bélico medieval sobre la batalla de Alarcos o la toma de Sevilla por Fernando III.

El cómic viene precedida por una breve introducción, un texto de un par de páginas escrito por Martín Alvira Cabrer, de la Universidad Complutense de Madrid, acompañadas con fotos de armas y un par de miniaturas de códices medievales (creo que del códice florentino de las Cantigas de Alfonso X).

Miniatura orden de Calatrava y Orden de Santiago

Caballeros de Calatrava y Santiago preparándose para la batalla

El argumento es sencillo. En realidad, el guion no es nada del otro mundo: se cuenta la campaña que terminó en la batalla de las Navas de Tolosa el 16 de julio de 1212. Comienza con una breve escena en la que los caballeros de Salvatierra son convocados en Toledo para iniciar la cruzada contra los almohades, pero el autor pasa enseguida a situarnos en el contexto histórico. Nos presenta a los personajes reales que participaron en el evento y luego nos narra los acontecimientos de los dos últimos años que han llevado a la situación actual. Se sucede información sobre Alfonso VIII de Castilla, el arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada, el señor de Vizcaya, don Diego López de Haro, mano derecha del rey, sobre el arzobispo de Narbona, Arnau Amalric, uno de los impulsores de la cruzada albigense, y sobre los reyes de Aragón y Navarra, Pedro II y Sáncho VII, el fuerte, y el califa almohade Muhammad al-Nasir. Se nos da información sobre los almohades, la batalla de Alarcos, las alianzas entre reyes, la pérdida de Salvatierra, la preparación de la cruzada y de la yihad… Un narrador en tercera persona es el que nos lo cuenta todo.

mezquita

Llamando a la guerra santa

En estas primeras páginas, la lectura es más lenta debido a la cantidad de información. Aunque esto no importará a los más aficionados a la historia, es posible que tanta narración resulte algo pesada para alguno. Por eso, Jesús aprovecha también para presentarnos unos personajes ficticios que “acompañan” a los históricos, de uno y otro lado: el caballero de Salvatierra/Calatrava don Nuño, Álvaro, su escudero, y el noble cordobés Abu Ibrahim. Ellos humanizan el conflicto, muestran sus contradicciones; con ellos tenemos la mirada del hombre de a pie. Pero solo se desarrolla un poco más la figura del escudero, que va descubriendo la cantidad de intereses que mueven la guerra por delante de la fe.

Las pequeñas pinceladas de la vida de estos personajes amenizan la historia en estas primeras páginas más densas. Alivian un poco al lector de la absorción de tanta información. No obstante, toda la trama va a girar alrededor de los reyes y su círculo, que serán los que lleven la voz cantante. En este aspecto me llevé una pequeña decepción, pues me esperaba un rey Sancho más enorme y fornido. Sancho el Fuerte era más joven que el rey Alfonso, pero aquí parece mayor que él.

Una vez presentados los personajes y conocidos los antecedentes, el autor nos trae de nuevo al presente, a Toledo. El guion a partir de aquí es ya lineal; la campaña se va desarrollando ante nosotros: el asalto de Malagón, la matanza subsiguiente, la toma de Calatrava, el enfado de los ultramontanos, la marcha a través de Sierra Morena… Y la batalla, claro, que ocupa más de un tercio de las páginas de álbum. Se nota bastante la diferencia de ritmo entre la primera mitad del cómic, de lectura más lenta, con grandes cartelas repletas de texto, y la segunda, donde la lectura se agiliza y comienzan a aparecen enormes viñetas llenas de acción y con poco o ningún texto.

López de Haro

La carga de López de Haro

Jesús Cano se considera un divulgador de la historia, como docente y como autor. Y, desde la infancia, le apasiona en particular, el periodo de la Edad Media. Y se nota en el cómic. Ha intentado ser riguroso y evitar todo aquello que suene a legendario. Exite en esta obra un gran trabajo previo de documentación; se ve en el dibujo de los edificios, vestimentas, utensilios… en el mimo por presentar los detalles a la hora de recrear el ambiente. No quiere caer en errores. Sigue leyendo

 

Delirios de amor y muerte es el poético titulo de una antología para amantes de Edgar Allan Poe que recoge las obras de amor y terror más significativas del autor. Meticulosamente ilustradas por David G. Forés durante los últimos dos años, y diseñadas por Carlos Ruiz, componen una obra dónde textos e imágenes se funden, presentada además con banda sonora original para disfrutar de la experiencia al completo.

Pues este ha sido uno de mis regalos de reyes de este año, la guinda del pastel. La verdad es que merece una reseña por mi parte dada su calidad. El libro es una auténtica maravilla ilustrada de diseño impecable, en tapa dura, impreso con tintas de calidad sobre papel de alto gramaje, con termograbados en las cubiertas… Pocas veces he visto una edición tan cuidada como esta; hasta tal punto, que la editorial Play Attitude solo ha podido llevarla a cabo mediante edición limitada en Crowfunding.

Ejemplar Delirios de amor y muerte

El germen del proyecto fue una aplicación, iPoe, y su gran impulsor ha sido su ilustrador, David G. Forés. Por supuesto, como es normal en este tipo de micromecenazgos, hay una serie de recompensas. En mi caso, al tratarse de la Insane Edition, el libro viene acompañado con la lámina de Forés Master of Macabre y mi nombre es mencionado en una lista de mecenas que aparece al final. Pero, según la aportación, la obra se acompaña de reproducciones seriadas y firmadas por el autor, estuches, o la banda sonora original de este proyecto (¡sí, un compositor le ha creado una banda sonora!) en un disco de vinilo. Incluso se contempla la creación de 7 ejemplares de lujo encuadernadas a mano con detalles como bisagras metálicas.

En cuanto al contenido, consiste la edición en una recopilación de seis relatos del maestro del terror: “El Gato Negro”, “El retrato oval”, “El corazón delator”, “Hop-Frog”, “La Máscara de la muerte roja” y “La verdad sobre el caso del señor Valdemar”. A ellos se suman sus dos poemas más conocidos:  “El cuervo” y “Annabel Lee”. Eros y Thanatos, el amor y la muerte, como reza el título, son el hilo conductor de esta selección, la temática que comparten cuentos y poemas, a veces profundamente entrelazados en esa especie de necrofilia y necrofobia de la que el especialista Rafael Llopis habla al referirse a la obra del escritor.

El libro se cierra con una breve biografía de Poe, una serie de bocetos a lápiz, y unas páginas con curiosidades sobre los distintos poemas o relatos.

Una delicia visual

La calidad de las ilustraciones es indiscutible. Cada una de ellas captan perfectamente la atmósfera misteriosa, siniestra o macabra de los escritos. David Forés ha realizado un gran trabajo. Evocadoras o grotescas, las imagenes nos sumergen todavía más, si cabe, en el universo gótico del autor y enriquecen sobremanera la experiencia de la lectura.

Pero la calidad visual de la edición no se queda ahí. El mismo diseño del libro cobra protagonismo y se conjuga con las ilustraciones para lograr una interacción entre texto e imagen. El maquetador, Carlos Ruiz, juega con la tipografía, cambia el tamaño o altera la disposición para crear imágenes, como los caligramas de los poetas vanguardistas, siempre en consonancia con lo que cuenta la historia. La forma del texto adquiere vida propia y se convierte en un elemento más con el que disfrutar de la historia: las palabras “laten” al ritmo de ese corazón delator, dejan el hueco de un ojo, se fusionan con las ilustraciones…

muerte roja corazón delator

En fin, que Delirios de amor y muerte es un deleite para los sentidos; así, en plural, porque todos actúan: es una delicia visual, podemos tocar los repujados y las distintas texturas, degustar el olor especial que desprenden estos libros nuevos, e incluso escuchar, mientras leemos, esa banda sonora compuesta por Teo Grimalt. El resultado es una experiencia muy intensa y totalmente inmersiva.

Es el libro de Poe que siempre he querido tener,
y ahora quisiera compartirlo con vosotros.

David G.Forés

Página de Kiksaterter
Página web de la editorial Playattitude
Emigrantes, de Shaun Tan

Emigrantes —The Arrival en inglés— es la cuarta obra del ilustrador y escritor australiano de ascendencia china Shaun Tan. Se trata de un delicioso y sorprendente libro ilustrado que nos cuenta varias historias de emigración. Usa como nexo de unión de todas ellas el viaje que emprende el protagonista, un personaje anónimo que vive en un opresivo país y que se ve impulsado a marcharse de su tierra y a abandonar a los suyos para encontrar un lugar mejor donde poder prosperar. Asistimos, así, a su periplo de final incierto a través del océano y a las dificultades que tiene que afrontar al llegar a un nuevo país; compartimos su soledad e incomunicación en un lugar del que no conoce el idioma y en el que todo es nuevo y distinto para él: la comida, las costumbres, los animales, los edificios, los transportes… Conforme va conociendo gente, también descubrimos las historias de otros forasteros, gente desplazada que ha tenido que dejar sus hogares huyendo de la guerra o de la explotación… El protagonista, con sus escasas pertenencias metidas en una maleta, debe sobreponerse a todas las adversidades y conseguir alojamiento, comida y un trabajo con el que subsistir y ahorrar para mandar dinero a su familia.

Lo que a primera vista parece una obra a caballo entre el cómic y el libro infantil resulta ser una soberbia novela gráfica, profunda y llena de ternura, que conmueve al lector porque logra que se identifique totalmente con el protagonista. Eso es lo que hace de esta obra algo excepcional: el autor no sólo cuenta la historia; desde el primer momento busca que el lector se haga cómplice de ese personaje anónimo, que sienta una profunda empatía con él y se convierta en un emigrante más, forastero en esa nación extraña que van descubriendo los dos juntos. Y esto lo consigue Shaun Tan con dos recursos que son las dos características principales de este libro: el «silencio» y la mezcla de realidad y fantasía.

En efecto, lo primero que llama la atención al comenzar a leer el cómic es que se trata de una obra totalmente muda. El autor consigue contarnos toda la historia sin que aparezca ni una sola palabra. No hay bocadillos para que hablen los personajes, no hay narrador, no encontramos ningún texto inteligible… Cuando las viñetas nos muestran periódicos, rótulos y anuncios, lo que nos encontramos es una especie de escritura jeroglífica que no podemos comprender. Este silencio absoluto busca que el lector tenga la misma sensación de incomunicación que el protagonista y se identifique con él. No entiende nada, todo ha de intuirlo todo a través de los gestos, de los dibujos… tal y como hace el otro.

La mezcla de fantasía y realidad es la otra característica fundamental de esta novela gráfica. Esto también tiene su intención. Shaun Tan nos adentran en un mundo en el que se unen, a partes iguales, imágenes de un realismo sobrecogedor con paisajes surrealistas y situaciones casi oníricas. Junto a viñetas dibujadas con una técnica casi hiperrealista, que nos recuerdan a fotos de viejos periódicos de principios del siglo XX, el autor coloca otras llenas de elementos fantásticos. O directamente mezcla las dos cosas en la misma escena. Nos podemos encontrar con un viejo transatlántico dibujado con todo detalle, y en la página siguiente con una ciudad de estética retrofuturista, casi steampunk, llena de máquinas voladoras imposibles, fábricas de inmensas chimeneas, globos-ascensor… La fantasía comienza a desbordar, sobre todo, con la llegada a ese nuevo mundo que resulta tan extraño para el personaje. Nos encontramos, a partir de ese momento, con una arquitectura que parece sacada de algún cuadro de Dalí o con animales del Jardín de las delicias de El Bosco.

Esta imaginería fantástica que aparece de repente desconcierta tanto al lector como al protagonista. El primero se siente tan extraño como el segundo. Shaun Tan no da claves para interpretar lo que se ve y los dos se van sorprendiendo con cada cosa que descubren juntos. Esto es lo que se perseguía en realidad.

Con estas dos características el autor logra el efecto deseado: conseguir respuestas intuitivas en los lectores y que se vean inmersos una experiencia total. Están leyendo una historia de emigración y al mismo tiempo se sienten emigrantes. El resultado es una auténtica maravilla del noveno arte que en 2008 ganó el premio a la mejor obra del año en el prestigioso festival de Angoulême.

En la vertiente artística, Shaun Tan nos presenta unos dibujos en blanco y negro y en sepia que parecen estar hechos a carboncillo. En realidad, fueron realizados después de un largo proceso de documentación, montaje y tratamiento por ordenador a partir de antiguas fotografías de gente, de paisajes urbanos —el puerto de Nueva York a comienzos del siglo XX—, o a partir de escenas montadas y fotografiadas expresamente. La disposición de las viñetas trata de dar al conjunto cierto parecido con un álbum de fotos. Algunas de ellas, incluso, aparecen con rasgones, como si estuviesen deterioradas, o con los picos dañados. La edición en castellano refuerza aún más esta idea, ya que las cubiertas imitan un viejo álbum de fotos. El aspecto externo es el de un libro de tapa dura ajado por el tiempo.

Al tratarse de un libro mudo, toda la historia descansa en la fuerza visual de las imágenes. Pese a la ausencia de texto, la historia se puede seguir perfectamente gracias al cuidadísimo flujo de las imágenes. El autor utiliza con gran maestría todos los elementos que le brinda el género del cómic, pese a que este mundo le era totalmente desconocido hasta el momento de iniciar la obra. Él había llegado a la ilustración a través de la pintura y por eso se tomó varios meses para investigar en este nuevo medio narrativo. Finalmente logró dominarlo a la perfección. Shaun Tan sabe muy bien cuándo debe usar un tipo de plano u otro. A veces focaliza un detalle mediante un primerísimo primer plano; otras veces nos muestra un amplio plano general en el que el paisaje empequeñece al motivo principal y lo hace insignificante. Combina imágenes grandes, que a veces ocupan una página entera, o a veces las dos páginas, con otras muy pequeñas que se suceden en cuadros ordenados a lo largo de una o varias páginas, y que buscan expresar distintos sentimientos o sensaciones: la ternura del padre cuando confecciona una pajarita para su hija, el paso del tiempo cuando se suceden viñetas de nubes durante el viaje en barco, los esfuerzos para comunicarse por escrito con otras personas, etc.

Para elaborar esta obra, el autor pasó varios años recopilando información de su propia familia —su padre emigró a Australia desde Malasia— y de otros emigrantes, y buscando datos gráficos y escritos sobre el tema. Aunque pueda parecer, en los primeros momentos, que se desprende un sentimiento pesimista, la historia es, en su conjunto, positiva. Hay una gran ansia por arraigar en el nuevo lugar, por establecerse y crear un auténtico hogar. El protagonista va haciendo propio ese mundo, poco a poco, hasta que finalmente su familia se reúne con él. También hay calor en las relaciones humanas, pues siempre se nos muestra gente con deseos de ayudar al recién llegado. En conclusión, se trata de una magnífica obra que habla de la dificultad de pertenecer a un lugar, del duro camino que hay que seguir para conseguir una vida mejor, y que es un homenaje a todas aquellas personas que, por diversos motivos, han tenido que dejar sus hogares y familias atrás para buscar una nueva vida en lugares nuevos, desconocidos y desconcertantes.

Sobre Shaun Tan

El ilustrador australiano Shaun Tan nació en Freemantle, en 1974, y se crió en la ciudad de Perth. Su madre es australiana y su padre chino: emigró a Australia desde Malasia. Esta es la razón por la que el artista siempre se ha sentido dividido entre dos mundos, sin lograr ser totalmente parte de ninguno. Shaun Tan se licenció en Bellas Artes y Literatura Inglesa en la universidad de Western Australia en 1995. Ya en su adolescencia ilustraba pequeñas historias de miedo y ciencia ficción, y más tarde fue director de arte de una revista del género, algo que queda patente no sólo en Emigrantes, sino en la mayoría de sus álbumes.

En la actualidad, trabaja a tiempo completo como artista y autor freelance en Melbourne y se ha hecho famoso como autor de libros ilustrados que tratan temas sociales, políticos e históricos mediante su particular imaginario surrealista y onírico. Ha trabajado como diseñador de escenografías y como artista conceptual para las películas Horton Hears a Who y Wall-e. Actualmente dirige un corto con Passion Pictures Australia. Shaun Tan ha ganado multitud de premios a lo largo de su carrera, entre ellos el del festival de Angoulême, el premio Crichton de ilustración, el World Fantasy Best Artist Award,o el Hugo Award.

En España su obra la publica Barbara Fiore Editora.

Obra

Como autor, Shaun Tan ha publicado The Playgrund (1997), La cosa perdida (1999), El árbol rojo (2001), Emigrantes (2006) y Cuentos de la periferia (2008).
Como ilustrador, algunas de sus obras más prestigiosas son Pipe, de James Moloney (1996), The Half Dead, de Garry Disher (1997), The Viewer, de Gary Crew (1997), Los conejos, de John Marsden (1998), Memorial, de Gary Crew (1999) o  Pretty Monsters, de Kelly Link (2008).
Para saber más:

Este artículo lo publiqué originalmente en el nº 11, 3ª época de la revista El Mirador.

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos

Eres un erudito de historias secretas, una investigadora de libros polvorientos, o un saqueador de relatos...

Eres una cazadora de brujas, un arquólogo de lo grotesco o una tejedora de mitos y leyendas...

¡Bienvenidos! Habéis llegado al lugar indicado: un rincón donde se unen los senderos ocultos del arte, la música, la literatura y la historia.

«Dios ha cerrado sus oídos a cuantas plegarias se le dirigen en su presencia. En el invierno, los lobos se reúnen en manadas junto al enebro que la protege para lanzarse sobre las reses; los bandidos esperan a su sombra a los caminantes, que entierran a su pie después que los asesinan, y cuando la tempestad se desata, los rayos tuercen su camino para liarse, silbando, al asta de esa cruz y romper los sillares de su pedestal».

Gustavo A. Bécquer: La cruz del diablo

219258
visitas

Follow me on Blogarama