Ya está aquí para ponernos los dientes largos. Ahora sí que van pareciendo enanos, al menos más que en algunas de las fotos. Espero que la película mantenga ese humor que impregna el libro. Al menos da la sensación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog

Y recibirás los artículos de Senderos Ocultos directamente en tu correo electrónico.

Archivos